Servicio de asesoramiento al trabajo autónomo | 7 de junio de 2020

Cabecera

Una nueva oportunidad para relanzar tu idea de negocio

    Hasta ahora las trabajadoras y trabajadores autónomos con problemas para pagar sus deudas, podían acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, cuyo objetivo es exonerar deudas y cargas financieras a aquellos autónomos y autónomas que hayan declarado concurso de acreedores y este haya sido concluido. Este ley lo que permite es volver a renegociar la deuda para que las personas autónomas puedan volver a empezar desde cero y poder hacer frente a los gastos necesarios para poder vivir. En el caso que no se llegue a un acuerdo con el acreedor el juzgado de lo mercantil puede cancelar o exonerar de la misma al deudor.

    14/10/2019.
    El importe que no se perdone se puede pagar de forma fraccionada en un período de hasta 5 años

    El importe que no se perdone se puede pagar de forma fraccionada en un período de hasta 5 años

    Para poder acogerse a esta Ley de Segunda Oportunidad se necesitan una serie de requisitos:

    Acreditar que no puede hacer frente a las deudas, demostrando que ha liquidado todo su patrimonio y que ha pagado todo lo posible a sus deudores.Demostrar que ha obrado de buena fe.

    Ahora bien esta Ley sólo permite cancelar las deudas contraídas con acreedores, deja fuera las deudas contraídas con Hacienda y la Seguridad Social, que son las deudas que realmente hacen que las personas autónomas no puedan seguir con sus negocios.

    En este punto es donde aparece una nueva oportunidad, ya que el pasado Julio el Tribunal Supremo declaró una sentencia que permite a los Juzgados de los Mercantil decidir si condonan hasta el 70% de las deudas que el trabajador o trabajadora autónoma haya contraído con la Administración Pública. Además también se puede acordar que el importe que no se perdone se puede pagar de forma fraccionada en un período de hasta 5 años, teniendo en cuenta la situación económica de la persona afectada.

    Esta es una buena noticia para todos los trabajadores y trabajadoras autónomas que hayan tenido que abandonar sus negocios por problemas económicos, ya que esto sí es realmente una Segunda Oportunidad para poder seguir adelante sin una deuda perpetua que nunca iban a poder pagar y se les abre un nuevo camino para poder reemprender.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.